Publicado: 04-06-09

Olavarría.- En plena campaña, José Eseverri recibe a fantasmas del pasado. Un fallo provisorio del Tribunal de Cuentas de la Provincia -que tienen tiempo de rebatir hasta la semana que viene- cuestiona duramente la gestión 2007 y prevé multas muy importantes para los funcionarios involucrados, varios de ellos aún en el cargo.

En los primeros meses de 2007 gobernó Helios Eseverri y luego completó el año Julio Alem. El ejercicio terminó con un déficit que apareció en la Rendición de Cuentas, luego desaprobada por la oposición. Incluido el curismo, entonces aliado. En agosto llegó la notificación del Tribunal de Cuentas con 23 páginas de cuestionamientos. Luego de las respuestas y modificaciones pertinentes, el organismo falló. Con un "importante número" en multas para un grupo de funcionarios. Un año después la rendición de cuentas de José Eseverri puso sobre la mesa un superávit de 15 millones de pesos. El Intendente no tiene la menor intención de hacerse cargo de aquellos números. Y menos en este contexto.

 

Los funcionarios mencionados como responsables de la mayoría de las observaciones son: "intendente (fallecido) Helios Eseverri; intendente (interino), Julio Héctor Alem; intendente José Eseverri; secretario de Economía y Hacienda, Miguel Scalchi; contador Germán Aranzábal; jefe de Compras, Mario Yamil Néder; tesorero Cristian Gastón Russo; secretario de Gobierno, Pablo Palazzolo; secretaria de Hacienda interina, Margarita Arregui".

 

La existencia del fallo y la importancia de las multas fue adelantada el martes en "El Circo de la Realidad", por FM 98Pop y ampliada ayer en "La Mañana de la radio". Según pudo saberse, no existe aún una notificación concreta y abarcativa por parte del Tribunal de Cuentas, sino algunos avisos a funcionarios individualmente. Por esa razón el fallo aún no está cargado en la página web del Tribunal ni se conocen públicamente sus detalles. EL POPULAR Medios pudo acceder, en forma oficial, desde la sede platense del organismo, al dato concreto de que "se trata de un número muy importante (sic)" lo que se ha elevado en concepto de multas y que "son varios los funcionarios involucrados".

 

Desde la gestión, cada funcionario suele aportar a un fondo para afrontar eventualidades como ésta, en la que las multas a pagar -si se confirman- deben surgir del patrimonio personal de los responsables de las áreas observadas. Incluidos los intendentes. Sin embargo, trascendió que el fondo existente no alcanzaría para cubrir la cifra a pagar.

 

Ayer por la mañana todo el gabinete de Hacienda estuvo reunido varias horas para tratar el tema. Según versiones, el Intendente municipal habría sido cortante en comunicación con los funcionarios: "Yo no me voy a hacer cargo de una administración anterior".

 

Los puntos del fallo pueden ser rebatidos con documentación hasta la semana que viene. Y, en estos días, habría trámites febriles y acelerados para recomponer algún papelerío faltante que llene agujeros negros.

 

Las objeciones

 

Con fecha 13 de agosto del año pasado llegó a nombre de Julio Héctor Alem la cédula 3693/08 con el informe adjunto y quince días de plazo para responderlo. Las respuestas no fueron suficientes, sin dudas, ya que el Tribunal falló con contundencia y ahora falta tratar de aminorar la pena con otras respuestas.

 

Las objeciones principales que aparecieron en el informe tenían que ver con contratos de servicios o compras a proveedores por adjudicación directa, sin llamado a licitación ni concurso de precios. Este tipo de adjudicación sólo está permitida en cifras menores o en casos de urgencia que hagan imposible un llamado a licitación.

 

Por ejemplo: al constructor Pedro Andes se le pagaron 673.780,20 pesos, "con pagos realizados en forma directa. No consta la realización de concurso de precios o licitación alguna". El informe agrega que "se hace mención a obras públicas sin indicarse a qué obra se imputan los gastos".

 

También por compra directa se contrató al Estudio Thays S.H. para el diseño paisajístico del Parque Sur. Por ese trabajo se pagaron 48.642 pesos. Sin embargo el proyecto parece haber quedado en la nada. "Ni siquiera -se quejaron desde la oposición- se nos presentó el diseño hecho como para decirnos acá tienen el proyecto por el cual pagamos ese dinero".

 

Otro cuestionamiento sobresaliente apunta hacia los decretos que autorizan aumentos en los valores adjudicados, apenas a una semana de abiertos los sobres de licitaciones públicas. Hubo "diferencias" por "aumentos que hacían imposible a las empresas encarar la obra".

 

A esto se suman diferencias contables en el ítem "Sistema autoconstrucción viviendas"; gastos por contratos de alquiler; honorarios por desarrollo y mantenimiento del sistema informático del Hospital y datos faltantes en los convenios con 55 autoconstructores, entre otros. Se supone que muchos de estos temas habrán sido rebatidos pero otros quedaron firmes abonando el fallo del Tribunal de Cuentas.

 

Comparaciones

 

El ejercicio 2007 fue muy singular, por varias razones. Fue el año en que Helios Eseverri abandonó el gobierno: su última aparición pública fue el 27 de mayo en Espigas. El año en que Julio "Chango" Alem tuvo que ser intendente interino. El año en que había elecciones con Eseverri muy enfermo y la disyuntiva del sucesor.

 

A la vez, fue un ejercicio que terminó con déficit, cuando los años anteriores de Helios Eseverri mostraban continuos superávits. Y el año posterior, el de José Eseverri, fue punta con 15 millones a favor.

 

La Rendición de Cuentas con déficit no fue defendida por los suyos como Alem esperaba. El mismo bajó a una banca para argumentarla. La oposición -incluido el curismo y Gustavo Alvarez- se la rechazaron.