“El Programa de Planificación Participativa es un instrumento clave que debe ser reforzado y potenciado”. Así lo consideró Jesús Rodríguez, presidente de la Auditoría General de la Nación (AGN) en diálogo con este medio. Y, en esa línea, se encuentra trabajando el organismo.

Rodríguez consideró que es muy valioso el involucramiento activo de las Organizaciones de la Sociedad Civil en la planificación de las auditorías “porque pueden proveer insumos muy relevantes para los equipos de trabajo en su desarrollo y, al mismo tiempo, ser muy importantes en el seguimiento de las recomendaciones que la Auditoría formula para un mejor uso de los recursos públicos”. Además, destacó al programa como una herramienta para fortalecer el proceso de rendición de cuentas, que es central para el organismo. 

En la Encuesta de Presupuesto Abierto del 2017 del International Budget Partnership (IBP), puntualmente en lo referente a la participación pública en la Entidades Fiscalizadoras Superiores, Argentina aparece ubicada en el tercer lugar de los 17 países evaluados de la región. Según dicha encuesta, la AGN registró el valor más alto en la implementación de dos de las tres prácticas examinadas: poseía un mecanismo para recibir propuestas del público para ser consideradas en su programación anual de auditorías y también brindaba una respuesta o devolución sobre el tratamiento de dichas propuestas.

Los pasos a seguir a la hora de inscribirse en el Programa de Participación Ciudadana y formular propuestas es sumamente sencillo: las OSC deben completar un formulario que está disponible en el sitio web del organismo. Una vez recibidas las sugerencias, se considera la viabilidad de la realización de un trabajo en relación a ellas. 

 

"El plan de auditoría 2021 incorpora proyectos que tienen como origen pedidos formulados por la sociedad civil"
"El plan de auditoría 2021 incorpora proyectos que tienen como origen pedidos formulados por la sociedad civil"

 

El plan de auditoría 2021 incorpora varios proyectos que tienen como origen pedidos formulados por las organizaciones de la sociedad civil”, señaló Rodríguez. En noviembre habrá un encuentro con un informe detallado de cuáles fueron los pedidos incorporados.

El vínculo del organismo de control nacional con las Organizaciones de la Sociedad Civil no es nuevo, comenzó en 2002, cuando la AMIA, el departamento sobre discapacidad de la Central del Trabajo Argentina (CTA) y el Foro Permanente para la Promoción y la Defensa de los Derechos de las Personas con Discapacidad tomaron conocimiento de una auditoría integral que iba a realizarse sobre el sistema ferroviario y se acercaron a la AGN para solicitar la incorporación de la temática sobre la accesibilidad de personas con discapacidad en el transporte público. Desde aquel momento hasta la actualidad el diálogo entre ambos actores fue creciendo y fortaleciéndose.

Pero no solo las OSC tienen la oportunidad de participar activamente de la labor de la AGN. "Existe en la página del organismo un lugar, un formulario, para que la ciudadanía realice denuncias ante el conocimiento de una irregularidad o episodio poco claro" puntualizó el presidente de la Auditoría.

Si bien las funciones de la AGN están vinculadas a la realización de auditorías y exámenes especiales de organismos y entes del Sector Público Nacional, debe promover el uso económico, eficiente y eficaz de los recursos públicos. En esta línea es que está abierta a recibir documentos por parte de la ciudadanía que sostengan la ilegitimidad, inoportunidad o inconveniencia del accionar de entes u organismo sujetos al control externo

Esa información puede servirle al organismo como antecedente de una auditoría en ejecución, se puede considerar para una futura planificación o examen especial del tema o para comunicarla a otros organismos con facultades investigativas.

Para Jesús Rodríguez el proceso participativo tiene que ver con la rendición de cuentas de las instituciones y los funcionarios frente a los ciudadanos que “es una noción clave para el funcionamiento republicano e institucional de la Argentina y de todas las democracias”.  

Por último, el presidente de la AGN subrayó que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en el mes de septiembre, consideró que fortalecer los mecanismos de transparencia y rendición de cuentas son condición para el goce y efectivo ejercicio de los Derechos Humanos. Diariamente, con su labor, la Auditoría General de la Nación contribuye con ese objetivo y pretende seguir haciéndolo en diálogo con la ciudadanía.