Ayer se realizó en la Auditoria General de la Nación (AGN) un homenaje a Raúl Alfonsin a diez años de su fallecimiento. El evento fue organizado por la Asociación del Personal de Organismos de Control (APOC) y se desarrolló en el edificio que lleva el nombre del expresidente, donde funciona el organismo de control nacional.

Estuvieron presentes los auditores Juan Forlón, Alejandro Nieva, Gabriel Mihura Estrada y Graciela de la Rosa, junto al presidente del organismo, Oscar Lamberto. También acompañaron los diputados nacionales Álvaro González, Horacio Goicoechea, Carla Pitiot, Karina Banfi y María Soledad Carrizo.

Federico Recagno, Secretario General de APOC, abrió la jornada agradeciendo la inmediata adhesión y apoyo de los presentes a la invitación. “Alfonsín ya es de todos”, expresó.

En su exposición contó que la fecha de la conmemoración se eligió por azar pero que coincidió con los 25 años de la elección de convencionales constituyentes donde se otorgó el rango constitucional a la AGN.

Alfonsín fue un líder que trascendió generaciones. A estos personajes es necesario valorarlos cada vez más en el tiempo que nos toca vivir”, remarcó Recagno. Por su parte, el presidente de la AGN hizo hincapié en la necesidad de hacer homenajes en vida y señaló que “a los políticos de fuste, a los que cambian la realidad, siempre sus contemporáneos los tratan muy mal. Cuando se calman las pasiones de la historia es cuando se ve la grandeza”.

El 15 de diciembre de 1983, a días de haber asumido como presidente, Alfonsín sancionó el Decreto 158/83 que ordenó llevar a juicio a los integrantes de las juntas militares de la última dictadura militar (1976-1983).

Todo lo que hizo Alfonsín significó un fortalecimiento a la democracia que al día de hoy tenemos”, destacó Lamberto, quien se refirió al trabajo del expresidente en la crisis de 2001 cuando, siendo senador, colaboró activamente con el gobierno provisional.

El edificio donde se aloja la AGN tiene mucho que ver con él. “Cuando se debatía en el Congreso sobre la Auditoria General de la Nación, había gente que quería seguir con los Tribunales de Cuenta. Fue Alfonsín quien juntó los votos que no teníamos para terminar con el Tribunal. Por eso es justo que este edificio tenga su nombre”, aseveró Lamberto.

El homenaje finalizó con el video del discurso de cierre de campaña de Alfonsín en 1983.

 

Homenaje a Alfonsín