El problema medioambiental en el mundo es cada vez mayor. El cambio climático es, quizás, uno de los ejemplos más claros. Entre sus causas aparecen los desmontes y Argentina no es la excepción. Como dio cuenta elauditor.info, según la ONU, Argentina está entre los diez países que más destruyen su riqueza forestal.

Ello ocurre pese a la existencia de la Ley de Bosques (26.331) que establece, entre otras cuestiones, los presupuestos mínimos para la protección ambiental y el manejo sostenible de los bosques nativos. También define tres categorías de conservación: roja, amarilla y verde.

En ese sentido, dos diputados chaqueños presentaron un proyecto en la Provincia para revocar las autorizaciones de desmontes en las zonas amarillas. “Son unas 40.000 hectáreas de monte que planteamos que no se desmonten más”, contó Aurelio Díaz, uno de los legisladores que elaboró la iniciativa.

 

Los montes cumplen un rol importante a la hora de absorber las lluvias, lo que ayuda a evitar inundaciones.
Los montes cumplen un rol importante a la hora de absorber las lluvias, lo que ayuda a evitar inundaciones.

 

“Queremos que la Cámara de Diputados –continuó- suspenda todos los permisos de desmonte en la provincia. La ejecución del articulado la tiene que llevar adelante el Poder Ejecutivo”.

Las zonas amarillas, según la Ley de Bosques, “son sectores de alto o medio valor de conservación, que pueden estar degradados pero que si se los restauran pueden tener un valor alto de conservación. Estas áreas no pueden desmontarse, pero podrán ser sometidas a los siguientes usos: aprovechamiento sostenible, turismo, recolección e investigación científica”.

El planteo de los diputados –la otra legisladora que elaboró el proyecto es Andrea Charole- apunta a los permisos que fueron entregados antes de 2019. “Con esas autorizaciones están haciendo desastres”, planteó Díaz.

Mediante el decreto 289/2019, el Gobernador Domingo Peppo anuló la disposición 1103/2012 y el decreto 233/2017 que, junto a otras normas, apuntan a recategorizar masivamente los terrenos. Esto no implica que se suspendan los desmontes, sino las nuevas recategorizaciones. Quedan todavía 53 expedientes aprobados en zona amarilla.

La Subsecretaría de Recursos Naturales de Chaco no tendría los recursos para controlar y desalentar los desmontes.

En Argentina, el 80% de la deforestación se concentra en la ecorregión chaqueña, especialmente en las provincias de Santiago del Estero, Salta, Formosa y Chaco.

 

El proyecto 2190 fue presentado en la Legislatura de Chaco, pero todavía no lo trataron.
El proyecto 2190 fue presentado en la Legislatura de Chaco, pero todavía no lo trataron.

Díaz aportó un dato importante en relación a la capacidad de absorción de los terrenos, justo un mes después de que un temporal causara inundaciones en Chaco y Corrientes. “Cuando caen 300 milímetros de agua y hay montes, son absorbidos en su totalidad; si hay pastizales, se absorben 100 milímetros; pero si hay soja, sólo 30 milímetros, por lo que los otros 270 milímetros quedan en la superficie de la tierra”, indicó. 

Según distintas organizaciones sociales y ambientalistas, en la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Diputados, el subsecretario de Recursos Naturales local, Luciano Olivares, les informó que su cartera no cuenta con los recursos para controlar preventivamente y desalentar los desmontes. Elauditor.info se comunicó con la dependencia, pero no obtuvo ningún tipo de respuesta.

Fallo judicial

Tras el cierre de esta nota, la Justicia Provincial hizo lugar a una medida cautelar de no innovar interpuesta por la Defensoría del Pueblo del Chaco contra la Subsecretaría de Recursos Naturales de la provincia y/o el Ejecutivo chaqueño con el fin de declarar la nulidad de los permisos otorgados a la fecha para desmontes en zona amarilla.