La cifra corresponde a la evolución de la partida llamada Gastos en Personal de la Administración Pública Nacional, que incluye a los empleados de planta permanente, temporaria y a los contratados. El incremento en cuestión se registró entre los ejercicios 2009 y 2012.