Resolución de la AGN

 

Despouy se quejó ante el Congreso, la Sigen y Planificación.

 

La Concesión Vial 29 generó pelea entre la AGN, que solicitó información, y el Occovi, que pidió currículum de auditores. Leandro Despouy ya elevó su reclamo al Congreso

La Auditoría General de la Nación (AGN) y el organismo que controla concesiones viales (Occovi) atraviesan un conflicto que ya llegó al Congreso y podría tener tantas derivaciones políticas como judiciales. Se trata de un pedido de informes que hizo la AGN por el Corredor Vial 29 (bordea el Río Limay entre Neuquén y Río Negro), que en los hechos fue ninguneado por el organismo que supo conducir Claudio Ubberti, hoy en manos de Emma Albrieu.

 

Tras el pedido de documentación realizado por la AGN, realizado el 12 de agosto, el Occovi no cumplió con este requisitoria sino que preguntó cuál era el objeto de la auditoría, además de pedir el currículum de los auditores y Plan Anual 2008 del organismo que conduce Leandro Despouy. En la AGN se mostraron sorprendidos por la negativa de información. "Es una actitud desafiante que nadie tuvo hasta ahora. La AFIP y el Banco Central a veces no remiten lo que pedimos, amparándose en el secreto fiscal y bancario. No estamos de acuerdo con ello, pero buscan algún paraguas legal para su actitud. En cambio lo del Occovi es un claro desafío a la Constitución Nacional", apuntó una fuente de la AGN.

 

Este organismo reiteró su pedido de información el 5 de septiembre, notificando al Occovi –según explica en su Resolución 196– "que los términos en que se expresa su misiva resultan inaceptables, en la medida que importan un grave avasallamiento de las jerarquías de este órgano de control, arrogándose facultades que en modo alguno le corresponden". Según fuentes del Occovi, "en anteriores auditorías detectamos profesionales que no eran idóneos. Por ejemplo, no había arquitectos".

 

La pelea puede crecer, porque esta semana la AGN informó al Congreso de la Nación la negativa del Occovi. A través de la Comisión Parlamentaria Mixta Revisora de Cuentas, donde el organismo auditor remite sus informes, el Poder Legislativo podría obligar al Occovi a brindar la información solicitada. La mayoría del oficialismo en esta comisión lo vuelve difícil, pero el tema podría ser explotado por algunos de sus integrantes opositores: los radicales Gerardo Morales, Ernesto Sanz o Alejandro Nieva, el peronista no kirchnerista Juan José Alvarez.

 

De todas formas, en el Occovi creen que la sangre no llegará al río. "Siempre estuvimos abiertos a dar información. En los próximos días nos reuniremos con la AGN, con cuyas autoridades ya tuvimos contacto por este tema, y vamos a resolver todo", apuntó la fuente consultada. Desde la AGN esperan que así sea, aunque también remitieron su queja a la Sindicatura General de la Nación (Sigen) y al Ministerio de Planificación, que comprende a la Occovi.

 

Esta no es la primera vez que el Corredor Vial 29 genera polémica. Esta concesión de 17 kilómetros, que abarca tramos de las rutas nacionales 22 y 151, más la Avenida Circunvalación, estuvo cerca de ser rescindida en varias oportunidades. Entre otras cosas, porque hace más de un lustro debería haber terminado un puente para cruzar desde la rionegrina ciudad Cipolletti hacia Neuquén Capital. Allí, donde se produce la confluencia de los ríos Neuquén y Limay para dar nacimiento a Río Negro, apenas hay un viejo puente de la década del ‘30 (tiene un solo carril y funciona poco), y otro de los tempranos ‘90 que resulta insuficiente ante el intenso tráfico de carga y pasajeros.