El análisis del pedido de informes que el Tribunal de Cuentas municipal solicitó en enero sobre la obra de asfalto de 50 cuadras que ya está en marcha en la localidad estaría listo desde hace dos meses, y pese a que según lo que trasmitieron fuentes vinculadas con ese órgano se habrían confirmado las sospechas acerca de sobreprecios en la obra se sigue dilatando su presentación ante el CD.

 

El monto de la pavimentación es de $ 26.230.000 aportados por Nación no es el único tema que promovió la solicitud del Tribunal, que en su momento mencionó desprolijidades, omisiones y fallas inaceptables desde el punto de vista de los procedimientos administrativos que lo decidieron a indagar sobre el particular, y que finalmente habrían corroborado.

 

En un primer momento se manifestó que estas conclusiones que constan en el escrito realizado serían entregadas el jueves pasado al presidente del CD, Daniel López, por dos de los responsables del cuerpo de contralor (Diego Colantonio y Guillermo Velazque).

 

Esa decisión de estos dos integrantes del Tribunal estaba fundada en que el tercer miembro, Gerardo Collado (del PPR) desde hacía tiempo tenía en su poder ese escrito que había requerido para realizar algunas modificaciones, y que postergaba con esta actitud su elevación al CD.

 

Según informaron las mismas fuentes la demora estaría fundada en el acto eleccionario del domingo, ya que según esa fuente para no ´politizar´ la difusión del sobreprecio detectado esperarían para elevarlo la realización de los comicios.

 

La obra, que fue iniciada recientemente, en un primer momento fue puesta en tela de juicio por el presidente del CD y los concejales de la concertación, que dieron a conocer cifras comparativas elaboradas teniendo en cuenta obras similares que se pusieron en marcha en otras localidades.