Publicado: 05-11-08

  

El Tribunal de Cuentas de Río Negro declaró no comprobada la rendición de 130.000 pesos del presupuesto operativo del IPROSS correspondiente a setiembre de 2002 y reprochó la falta en rendir ese dinero al ex gerente de la obra social rionegrina, José Huenul.

 

Por este caso, el organismo de control externo formuló cargo contra Huenul por el referido monto y otros 107.094 pesos por intereses calculados desde esa fecha hasta el 31 de mayo pasado. 

 

Como Huenul no ha podido ser notificado, según lo confirmó el jefe dela Policía, Víctor Cufré, el presidente del Tribunal, Daniel Bossero, ordenó publicar por tres días en el boletín oficial los términos de la resolución, informó la agencia ADN.

 

El fallo 03/2008 fue dictado en el expediente Nº1318-DGRC-2003 caratulado "Sobre pago cápita período setiembre 2002/IPROSS, presupuesto operativo".

 

Las actuaciones ingresaron al organismo con la rendición del presupuesto operativo de setiembre de 2002, según lo dispuesto por una ley provincial que pone en cabeza de las diferentes jurisdicciones la obligación de presentar las rendiciones mensuales a ese órgano de control externo de la hacienda pública.

 

Al analizar la rendición, se observó que en el resumen de cuenta bancaria del Banco Patagonia se encuentra registrada el 20 de setiembre de 2002 un débito de la cuenta corriente de 130.000 pesos, con la anotación de "cheque de propia casa".

 

Aún cuando se le requirió al banco privado la remisión de la copia del cheque, hubo negativa de brindar información, citandola Leyde Entidades Financieras y por eso se dictaron cuatro medidas para ordenar al IPROSS la remisión de datos para que se incorporen antecedentes que hubieran motivado el libramiento del cheque en cuestión, como facturas, acto administrativo que dispuso su pago, orden de abono, boleta de depósito y recibo de pago del proveedor o en su caso el correspondiente informe.

 

Se determinó que el endoso del cheque fue efectuado por Huenul, en su carácter de gerente del IPROSS, y se remarcó que "a pesar de los diferentes requerimientos no pudo el IPROSS aclarar y fundamentar el gasto". Así, el año pasado se dispuso que el ex funcionario, en 15 días, contados a partir de la notificación, efectúe las pertinentes aclaraciones.

Pero, Huenul no presentó descargo ni ofreció ninguna prueba a su favor y se lo notificó por carta documento el 12 de marzo pasado.

 

Después, se consideró que no se cuenta con el descargo ni ofrecimiento de prueba ni tampoco con la rendición, como también la falta de fundamentación del débito por 130.000 pesos de la cuenta corriente Nº 901576/2 del Banco Patagonia, a través del cobro del cheque Nº 6419060 por parte del entonces gerente del IPROSS, José Huenul, y por eso se le informó dentro del marco del juicio de cuentas que se le otorgó plazo para su contestación, pero no lo hizo aún.