Los acusan de estar involucrados en una lucha interna del radicalismo.

¿Se seguirán adelante con la investigación?

¿Alguien presiona al Tribunal de Cuentas?