La Asamblea General de Naciones Unidas declaró al 28 de abril como el Día Mundial de la Seguridad y Salud en el Trabajo y desde 2005 esta fecha se conmemora con distintos eventos a lo largo del mundo.

Los tiempos que corren evidenciaron la importancia de los cuidados que se deben tener a la hora de realizar labores y es por esto que la división latinoamericana de la Organización Mundial del Trabajo (OIT) realizó una charla web para conocer las medidas que se tomaron en la región.

Allí, el director de la Oficina Regional de la OIT para América Latina y El Caribe, Vinícius Pinheiro sentenció que “el lugar de trabajo como lo conocíamos ya no existe. Se convirtió en un territorio donde se libra la batalla contra la pandemia”. “La salud y la seguridad del trabajo están en el corazón de la respuesta que se le puede dar al Covid-19 y esa es una tarea en la que estamos todos juntos”, sostuvo.

Además Pinheiro pidió “rendirle homenaje a las víctimas de la pandemia, quienes en gran parte eran trabajadores esenciales”. Hasta ahora los gobiernos de Argentina, Alemania, Canadá, Italia y Sudáfrica clasificaron al Covid como enfermedad en la actividad profesional” comentó y explicó que esto sirve “para poder tener datos y eso se refleje en los salarios, los cuales casualmente son bajos en esos sectores”.

Vinicius Pinheiro on Twitter

Como representante del gobierno argentino vinculado al tema estuvo Marcelo Domínguez, gerente general de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) quien expuso las políticas de prevención que se vienen realizando. Hizo mención a la implementación del DNU 367/2020 – sobre enfermedad profesional no listada-  para proteger a los trabajadores de las actividades esenciales, los protocolos generales para aquellos puestos de trabajo que están en la primera línea de exposición al virus y los específicos para actividades puntuales, como la construcción y la industria metalúrgica.

Para Domínguez, “el diálogo intersectorial permanente que mantuvieron entre los representantes de empleadores y trabajadores constituye un ejemplo concreto del ejercicio tripartito de la política de Estado en materia laboral, que permite atender necesidades particulares de cada sector y brindar respuestas rápidas”. “La pandemia puso en evidencia la pertenencia del sistema de riesgos del trabajo a la seguridad social y, en este orden, la prevención toma un rol preponderante en la crisis”, concluyó.

Comunicado oficial

Además de esta charla, la OIT lanzó una guía de recomendaciones para mantener la seguridad en el trabajo. “Ante un brote de una enfermedad infecciosa, la forma en que protejamos a nuestros trabajadores determinará claramente el grado de seguridad de nuestras comunidades y la resiliencia de nuestras empresas conforme evolucione esta pandemia", remarcó en un comunicado Guy Ryder, director General de la Organización.

Según Ryder, "únicamente mediante la aplicación de medidas de seguridad y salud en el trabajo se podrá garantizar la vida de los empleados, su familia y las comunidades en su conjunto".

 

Guy Ryder on Twitter

Entre las recomendaciones que hizo la OIT se destaca el pedido para “analizar los peligros y evaluar todos los riesgos de contagio en relación con los procesos de trabajo y proseguir esa evaluación después de que haya tenido lugar la reincorporación al puesto”.

Además solicitaron medidas generales como “disminución de la interacción física entre trabajadores, contratistas, clientes y visitantes; aumento de la ventilación y limpieza periódica de superficies; a fin de garantizar la desinfección e higiene del lugar y el suministro de instalaciones adecuadas para el lavado de manos y la higienización”.