La agencia de noticias sindical, Mundo Gremial, convocó a una conversatorio digital sobre los desafíos de los empleados públicos frente al nuevo Coronavirus. Participaron Carla Pitiot, diputada nacional (MC) y secretaria de Acción Social de la Asociación del Personal de los Organismos de Control (APOC); Maia Volcovinsky, secretaria Administrativa de la Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN); Roberto Álvarez, secretario de Estudios Fiscales de la Asociación de Empleados Fiscales e Ingresos Públicos (AEFIP) y Rodolfo Aguiar, secretario General Adjunto de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE).

Uno de los ejes centrales, no solo de la reunión sino de la agenda actual signada por la pandemia del Covid-19 y la cuarentena, es el teletrabajo.

En relación a eso, Pitiot reconoció que el home office “es una cuenta pendiente legislativa” y que fue un error “meter el tema dentro de proyectos de flexibilización laboral”. “No debe ser planteado en detrimento de los compañeros, sino que es una ampliación de sus derechos. Sin duda el desafío post pandemia es encauzar la tecnología en el trabajo”, adelantó.

Ya de lleno en el ámbito del control, donde se sabe que los principales organismos siguen trabajando pese al aislamiento obligatorio, la diputada nacional (MC) entendió que “hay que resolver cosas”. “Si no tenés una conexión segura, no podés tener contacto con los entes auditados”, sentenció y agregó que si bien “el teletrabajo llegó para quedarse”, debe ser considerada “una herramienta más que no sustituye lo presencial”. En este sentido, aseguró: “No me quiero imaginar una asamblea, ni una reunión de delgados de manera virtual, la concurrencia no se puede sustituir y es una de las cosas que más extrañamos los gremialistas”.

En esta línea, Álvarez de AEFIP señaló que "tenemos la oportunidad de plantear una nueva comunidad tecnológicamente organizada".

"La pandemia no puede ser excusa para flexibilizar, despedir y suspender”, afirmó Pitiot

En el marco judicial, el trabajo remoto está un poco más atrasado que en los órganos de control. “En materia informática estamos tratando de adecuar el sistema para hacer la labor desde nuestros hogares, pero hace falta una inversión muy grande para poder funcionar, porque se está haciendo muy lento todo el proceso laboral”, reconoció Maia Volcovinsky, de la UEJN y también se mostró preocupada por los recortes que se están planteando tanto en el sector privado como en el público: “Lejos de pensar en una reducción de personal tenemos que pensar en mejorar el servicio con más trabajadores”.

Este último tema fue otro de los más abordados en el conversatorio: los despidos, suspensiones y reducciones salariales que se dieron en el sector privado y que se plantean en el ámbito público.

En ese sentido, Rodolfo Aguiar de ATE, aseguró que en nuestro país “se está violando la ley”. “Existe un decreto que prohíbe durante 60 días las suspensiones y rebajas salariales, pero los privados siempre encuentra vestigios”, manifestó.

Al respecto, Pitiot entendió que la situación actual "es una oportunidad para revalorizar el Estado y en eso los trabajadores públicos tienen un rol fundamental”. “El sindicalismo tiene una gran oportunidad para mejorar la situación de los empleados. La pandemia no puede ser excusa para flexibilizar, despedir y suspender”, concluyó.

 

Mundo Gremial on Instagram: “🗣”El gran desafío del Congreso post pandemia será tratar y legislar el #teletrabajo”, dice @carlabpitiot de @apoc_nacion en…”